lunes, 23 de diciembre de 2013

Baúl de los recuerdos: Falsas apariencias.







Baúl de los recuerdos #1
FALSAS APARIENCIAS










Damas, caballeros, señoritas, señoritos... Hola de nuevo a todos. Como ya ocurrió en antaño hoy escudriño entre los restos hallados en el interior de mi personal e intrasferible baúl de los recuerdos. Antiguos escritos, pseudo-poesía y otros trastos pérdidos en el olvido. Esta nueva entrada que subo pretendía ser una letra de rap que escribí hará cosa de dos años apróx. y que ahora adapto mínimamente para presentarla como una entrada de Blog. No os dejeis influir por ese estado depresivo que aparenta, tan solo es nostalgia elevada al máximo exponente para dotarla de teatralidad y algo de dramatismo. Como siempre espero que os resulte entretenido. Como es costumbre con estas entradas os dejo una instrumental que amenice la lectura en la que podéis clickar a continuación seguido del texto:









Camino a tientas, con vendas en los ojos, fingiendo hacerme el loco para poder ignorar lo que hacen otros, buscando algo que no se si existe, buscando una señal, buscando una seña de identidad.

Buscando un alma afín, a fin de ser feliz, ya que el mínimo desliz, se puede pagar bien caro. Fin, de esa búsqueda, en pro de una interior, si ya te tengo en mi cabeza y te prefiero entre mis sabanas…

…pero cada vez más… te prefiero en el pasado, es más fácil olvidarte que quererte, creeme.

Abrí ventana al corazón y se cagaron mil palomas… Mi corazón en coma, buitres vienen por carroña. Estepa zona árida, tierra natal del sentimiento, arrasados los cimientos por la bomba de Hiroshima… El clima en este entorno hace tiempo no mejora, testigos de ello sangre fría y ojos secos.

Que cojones debo hacer, para sentirme bien. Chico tímido al borde del, derribo moral. En mi constante hipocresía no me importa el qué dirán, y dirán que esto va mal, pero en el fondo ya da igual.

Y no... nada tiene sentido, pintar ser extrovertido para poder saciar el lívido. Y es triste, pobre del que viste el alma con pintas de otro, sobre todo si es por miedo. Estoy fatal en serio, caigo en declive en la espiral, para todos es igual, vivo en continuo carnaval. Harto de caretas circulando en pasarelas, harto de apariencias incompletas. Harto de un disfraz banal, te falta personalidad, estás perdido, en laberintos de metal y asfalto. El quebranto del llanto por un grito de esperanto. El canto, encanto, es mi forma de terapia.

El llanto de este tipo es la tinta del bolígrafo, y tanto lloro a mis adentros que esta mierda ya no pinta. Precinté la “zona cero” en virtud del aislamiento, y un alud de sentimientos vino a joderme el plan. Ahora el plan es que no hay plan, planeo por el cielo, planeo por el cielo con el humo de un canelo, y me esfumo de esta mierda terrenal autodestructiva. ¿Cómo? Con fruto de planta sativa. Soy un bicho raro que vive en su paradoja emocional, digo vivir al día, añoro la melancolía. Adoro estar con gente mas amo la soledad y disfruto de la calma precedente a la tempestad…

Y no… nada tiene sentido, ¿tú pintas ser extrovertido para poder saciar el lívido? Es muy triste. Pobre del que viste, su alma con mudas de otro, más sobre todo si es por miedo.






A g u s t í n    F e r n á n d e z   R e s a 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares