domingo, 6 de abril de 2014

COMIENZOS DE UN COMIENZO






COMIENZOS DE UN COMIENZO













C O M I E N Z O S   D E   U N   C O M I E N Z O


Tras el cristal de mi cubículo se aprecian las sirenas, las farolas, y el ayer, y el amargo sabor de saber que no va a volver, la dulce hiel de la nostalgia abrasa nuestros corazones y no hay quien pueda pararla. Se abre paso en tu memoria y a veces moriría por vivir en esa noria. En un vaivén de sentimientos que, hoy son mi luna, que, meció mi cuna y alumbra mis pensamientos. Mis emociones hoy saben a primavera, suave brisa que transporta olor a infancia.


Olor a infancia que, que me desquicia se desliza por, ondas atemporales, me trasladan a viejos lugares.

 Olor a infancia, me devuelve la inocencia. Jugando con los cromos. En tono monocromo color sepia. Entonces los portales eran solo centros de ocio y las paredes y un balón, “LA CHIVATA”.


Sin ser fan de un balón, solo por diversión, jugando a lo que sea, siempre hubo pasión. Solo tres toques lo recuerdas? (¿recuerdas?) Solo eran tres toques o ibas directo al paredón.


Éramos críos, y los líos, siempre fueron menores. De las peleas surgían amistades, no rivalidades. Haciendo pociones con Javi en la guardería. En la primaria fue distinto, mas la amistad seguía intacta. Éramos genios de las mates, no en plan Einstain, pero nos daban tiempo libre y construimos nuestro Frankeinstain. Con tubos de cartón y, mucha ilusión. Pasaba los recreos entre campos de grafito. Dibujando lo macabro y subiéndome a los árboles. Era quizás algo distinto entonces. Pero viví plenas mis fases, y por ello estoy contento. Desgasté mi fuerte de Play Mobils y los Power Rangers.


Secundaria. Qué pereza. Brotes de adolescencia y no… no era especialmente sociable en esas fechas. Pasan los días en claustro, entre trabajos, entre horarios ajustados y juegos de ordenador. Pasan los días y ahí no duele, no, la melancolía. Encerrado, preso del, quiero y no puedo. Mi timidez y ser enclenque me impiden estar con gente. Mi contacto con la calle, los paseos con “el Jose” y las pelis en su casa con vasos de chocolate. Eramos frikis del pc, hay cosas que no cambian ¿eh?. El Diablo II era mi ludo por entonces, me rebotaba dando coces si me privaban sin él.

Mientras todos ligaban y jugaban con cigarros, yo me distraía con casetas y peleas de palos. 

Pasan los días y, vuelan los calendarios, 
y lo que es un “a diario” convertido en varios años.

Pase del pop Hilary Duff, al heavy comercial, Mago de Oz, con Gaia, algo me hizo cambiar. Estaba bien y tal pero al fin llego el rap, L.UR. cabrones gozando y el puto Nach Scracht.

Son mis comienzos, Eminem MP3 bajando al parque, hacer Skate y deshacer las tibias, tío… …ni te imaginas la de ostias que nos dimos, con las putas tablas, para ganar tablas, y otras medallas.

Seguido vino el Break. En la Semana Azul, con “El Oni” y Alberto, mis primeros maestros, respeto. Que tiempos esos eh, que tiempos esos… Comienzos de un comienzo, en la cultura que amo y venero.




A g u s t í n    F e r n á n d e z   R e s a


 

2 comentarios:

  1. Hello darling,
    Está bien saber de ti aunque sea por el blog.
    Qué tal van esos comienzos?.
    Un consejo, deberías cambiar la letra, se lee muy mal. o lo quieres así?. Un beso, nos vemos pronto

    ResponderEliminar
  2. Agradable saxo para las 23h21 de un domingo

    ResponderEliminar

Entradas populares